lunes, 11 de agosto de 2008

El NO, distingue al líder

Si hay algo que distingue a los verdaderos líderes, es su capacidad de decir no. Especialmente cuando se trata de decirlo en un momento crucial.

Cualquier persona puede decir que si. Eso es muy fácil. Decir que si, no tiene dificultad. Porque diciendo que si, siempre quedamos bien con todo el mundo.

Pero decir que no, es otra historia. Cuando decimos que no, herimos susceptibilidades, evitamos que la gente consiga lo que quiere, hacemos que la gente tenga que esperar y tener paciencia, en fin.

Sin embargo si no aprendemos a decir no, vamos a encontrar que nunca terminamos nada. Porque todo va a ser prioridad #1, y cada segundo vamos a tener una nueva prioridad #1 a la cual dijimos que si.

Decir que no, no es malo. El mundo nos ha entrenado para pensar que lo es, pero en realidad es todo lo opuesto. Saber decir no en el momento oportuno es una de las claves para organizar nuestras vidas, y para poder lograr los objetivos que nos planteamos.

5 comentarios:

ConocheSanJoseDeNoche.ticoblogger.com dijo...

osea digamos no y asi damos un paso a la vez....y no nos tropesamos

Terox dijo...

¿Y qué no entendió, la N o la O?

Jajajaja

Palas dijo...

No...


si aveces cuesta decir no...

No?

andrés dijo...

Saber decirlo, cuando decirlo y como decirlo y sobre todo justificarlo, si la gente entiende que no es un capricho lo recibira de mejor forma. Ademas todo "no" es aprendizaje...

o No? jeje

Terox dijo...

Y también está la otra cara de la moneda. Tiene que saber cuando aceptar un NO como respuesta...