viernes, 19 de septiembre de 2008

Por qué la gente deja su trabajo? Parte I

Por qué la gente deja su trabajo?

Porque no les pagan suficiente? Porque no tienen suficientes beneficios laborales? Porque no les pagan las cuotas de la Caja? Porque eligieron mal su trabajo de acuerdo con la vocación que tienen? Porque les sale muy caro el viaje de la casa a la oficina, porque tienen tres hijos y no les alcanza el tiempo entre oficina y casa?

No.

Un estudio hecho por Right Management, donde entrevistaron varios ejecutivos de alto nivel en diferentes empresas, encontró que la gente no dejaba sus trabajos debido a paga, o beneficios laborales, o vocación personal.

Determinaron que el 30% de los empleados se iban debido a la falta de nuevas oportunidades dentro de la empresa, el 25% debido a falta de líderes competentes, 22% debido a malos tratos de su jefe y el 21% debido a que sentían que sus esfuerzos no eran reconocidos.

Si pero...

Pero nada. El estudio confirma, nuevamente, lo que otros estudios anteriores han encontrado. Ya se han hecho otras investigaciones, y todas llegan a conclusiones similares.

La sociedad nos ha educado para creer que el trabajo es "yo produzco y me pagan y todos estamos felices". Y la "educación sindical" que nos han metido en la cabeza tampoco nos ayuda mucho. Terminamos creyendo que si subimos lo suficiente los sueldos y sacamos el cheque a tiempo todos van a ser felices. Y terminamos creyendo que si las cosas van mal, lo que tenemos que hacer es subir la paga para arreglarlo.

Gerenciamos guiados por el viejo proverbio: el trabajo es tan aburrido, que tienen que pagarle a uno por hacerlo. En otras palabras, el trabajo es malo por naturaleza, no hay nada que podamos hacer, entonces paguemos mas para compensarlo.

Y en realidad lo que estamos haciendo es empujando la carreta por el lado que no es. Estamos atacando la arista del problema que en nada nos va a solucionar la insatisfacción de los empleados. Gastamos millones y millones y millones, y al final lo que terminamos haciendo es prolongar la agonía hacia el éxodo unos meses mas.

El problema con las empresas actualmente no es económico. Es humano. La gente no se va porque "no me pagan bien", se va porque "no me pagan lo suficiente para aguantar todo esto". Se va porque "topó con techo" y no puede seguir ascendiendo, se va porque "el jefe es un ramalazo", se va porque no entiende "qué es lo que quiere la gente aquí".

Las empresas están fallando en la forma en que manejan su personal. Están fallando en no tener valores sólidos, en no comunicar claramente qué es lo que hacen y por qué, y en no atender el lado humano de su planilla. Fallan al no reconocer el mérito de lo que hacen sus empleados, al encasillar a la gente en estereotipos preconcebidos y no interesarse por ayudarlos a crecer y a desarrollarse cada día mas. Fallan al promover un liderazgo mediocre y mecanizado, centrado en autoritarismos y caprichos que lejos de unir, impulsar y guiar, mas bien desintegran y promueven la desidia colectiva.

Y no hay que ir muy lejos para ver lo cierto que es. Basta con observar la "empresa común", y compararla con la "empresa líder".

La "empresa común" generalmente cumple el perfil anteriormente descrito, la "empresa líder" pues... lo supera.

No hay que ser Peter Drucker para darse cuenta que un equipo humano no puede funcionar si la gerencia no lo ve como tal. Podemos seguir pagando millones, y probablemente nadie se queje de que le paguemos mas... pero eso no va a resolver el problema de fondo.

Y no hay que tener un PhD en administración para saber que, si no resuelvo el problema de fondo, lo que estoy haciendo es desperdiciar mi dinero.

4 comentarios:

Terox dijo...

Bueno, hay que contextualizar, el estudio está hecho en base a entrevista a "varios ejecutivos de alto nivel", no empleados rasos.

Y también, habría que matizar si realmente lo expuesto son las motivaciones reales o simplemente racionalizaciones para las decisiones, tomadas por otros motivos.

Me extraña mucho que no se mencionara "una gran oportunidad en otra empresa". Supongo que esos casos se catalogaron bajo "falta de oportunidades dentro de la empresa".

Todos los aspectos mencionados tienen que estar en cierto equilibrio, pero es muy difícil que un empleado que deja una empresa admita que lo hace por motivaciones puramente personales, casi siempre se trata de algo en que "falló" la empresa... (¿no es, en sí mismo, sospechoso?).

Pisuicas dijo...

Falto el alto porcentaje de empleados que se marchan cuando llegan los hijos del jefe a meter manoa la empresa!!! Hay cada cabron que parece que le salio el titulo en una caja de cereal.

Interesante post!

Conochesanjosedenoche.ticoblogger.com dijo...

En estos momentos, ningun trabajo se puede dejar botado sin tener la papa en la otr mano.
la gran mayoria de gente renuncia buscando un mejor salario

Barqueritos dijo...

Bien interesante tu post.

Yo veo que las empresas cometen el error de creer que todos sus procesos son una eterna línea de producción, donde los empleados son fácilmente reemplazables.

Y no es así!
La dirección de ciertos procesos depende de la gente que vos tengás ahí. La empresa no es una marca...es la gente que construye día a día esa marca, producto, servicio, etc.

Coincido con Terox, en la base de la pirámide hay muchos trabajadores que no les queda otra que seguir breteando ahí, porque no tienen skills que les permitan moverse en la industria fácilmente. Ellos tendrán otros motivos para abandonar la empresa (pienso yo más salariales o personales que otra cosa)

Por otro lado, a niveles más ejecutivos es donde se da lo que mencionas. Ahí un gerente bien preparado puede darse el lujo de mandar por un tubo a la empresa, si siente que no hay futuro profesional. Y precisamente son estos ejecutivos sobre los que descansan procesos estratégicos de la empresa.

Ahora se ve poco la gente que se pensiona en la misma empresa donde inició su carrera, el común denominador es que nos movamos hasta encontrar aquellas empresas o puestos con los cuales compartimos valores, que son la base de una relación de largo plazo.